1. Armar un buen curriculum vitae y carta de presentación

Los candidatos con poca experiencia suelen poner información irrelevante en su CV. Existe esta idea errónea de que un currículum más extenso es mejor y que hay que “rellenar” esas áreas en las que no tenemos nada que poner. Sin embargo, es conveniente realizar un estudio de mercado y saber bien a qué área queremos apuntar. Una vez que se tiene más información sobre el mercado, el tipo de formación que se busca, qué aptitudes son las más requeridas, entre otros datos, se puede armar el CV acorde a estos parámetros.

En la actualidad muchas empresas buscan jóvenes que, aunque no tengan experiencia, pueden aportar una mirada nuevas e ideas frescas. En algunos lugares existen programas de pasantías o donde se puede ser aprendiz, con posibilidad de ser promovido a otros cargos a medida que se gana experiencia. Averiguá cuáles son estas empresas leyendo en foros o en Google e investigá qué tipos de curriculum vitae son más exitosos.

Además del CV, es imprescindible crear una carta de presentación en la que demuestres que tenés habilidades, motivación y muchas ganas de aprender y comprometerse con el proyecto. La realidad es que en algunos trabajos no leen el CV ya que les parece más importante la carta de presentación y la entrevista en persona.

2. Postularse a las ofertas adecuadas

Cuando se busca trabajo sin experiencia, se suele mandar cientos de curriculum vitae a todos las empresas posibles. Según los especialistas en Randstad, esto es un error ya que es una pérdida de tiempo y puede generar frustraciones innecesarias. Es conveniente, como dijimos anteriormente, realizar un estudio de mercado y postularse a aquellos trabajos donde se cumpla con los requisitos.

3. Contratar a un profesional

Si sentís que no podés encontrar trabajo por tu cuenta podés contratar a un mentor, un profesional que te ayude a crear tu curriculum vitae, buscar trabajo sin experiencia, y prepararte para las posibles entrevistas. 

Para aprender más sobre mentoring podés leer El mentoring: 5 ventajas de aprender de la experiencia y ¿Por qué necesitás un mentor y cómo conseguir uno?.

4.  Potenciar las aptitudes y logros

Cuando se busca trabajo hay que realizar un trabajo de introspección para determinar cuáles son nuestras aptitudes y logros, y cómo podemos destacarlos en un curriculum vitae, carta de presentación y en una posible entrevista. Aunque no te parezca relevante, muchas veces una experiencia en el extranjero (como un viaje o voluntariado), las actividades que se realizan durante el período formativo (tanto en la secundaria, universidad, como también en cursos), puede ser relevante. La actitud es igual de importante que la aptitud y los logros.

Lee 17 habilidades que buscan los empleadores.

5. Mostrar seguridad en las entrevistas

Si bien la situación de una entrevista laboral da nervios, es importante mostrarse con seguridad y firmeza. Para ello es conveniente practicar posibles preguntas y respuestas, cómo describirte a vos mismo y tus aptitudes, y tratar de conocerte mejor para poder presentarte de la mejor manera posible.

Te puede interesar ¿Cómo superar una entrevista laboral con éxito? Los 5 errores en una entrevista de trabajo que debés evitar sí o sí.

6. Estar abierto a adquirir nuevos conocimientos

Los empleadores valoran mucho a los candidatos que se muestran dispuestos a aprender cosas nuevas. Se puede demostrar interés en el trabajo leyendo sobre temas y proyectos, conociendo la historia de la empresa, entre otros. Es imprescindible estar informado.

7. Buscar posibilidades de formarse en el área 

Existen muchos convenios entre empresas y universidades que apuntan a personas que buscan trabajo sin experiencia. Estas prácticas o becas formativas son una experiencia  ideal para aquellos que quieran formarse en un área y a la vez adquirir experiencia.

8. Estar abierto a todas las posibilidades

Si bien quizás los resultados de la búsqueda no resulten como se esperaba, hay que ser lo suficientemente flexible como para adaptarse a otras posibilidades laborales y otros mercados.

9. Mantenerse activo

No es suficiente con solo enviar tu curriculum vitae a las empresas. Podés comentarle a tu entorno que buscás trabajo, leer los avisos de las empresas de recursos humanos, asistir a charlas y debates profesionales,visitar sitios de networking para establecer contactos, entre miles de opciones.

10. Tener paciencia

En muchas ocasiones, se tiene suerte y se consigue trabajo rápido, pero en general es una situación que se prolonga por unos meses. No te frustres si no conseguís al día siguiente de enviar tu curriculum vitae. Los empleadores pueden tomarse su tiempo para revisar a todos los candidatos o simplemente es cuestión de que surja un nuevo puesto vacante. Mientras esperás, no te quedes quieto y seguí explorando posibilidades.

¡Éxitos en tu búsqueda laboral!

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bitnami